Zapatito blanco, zapatito azul

Hello Lover

Los que me conocen bien, saben que tengo una seria adicción a los zapatos y que es una de mis grandes pasiones. Pueden llamarlo frivolidad, pero a mi me brinda una gran satisfacción.

Un par de zapatos apropiados reflejan tu personalidad y te acompañan a muchos lugares. Pueden transformar un sencillo vestido en un atuendo divino. Gracias a ellos puedes lucir más alta, estilizada y atractiva; nos brindan autoestima, presencia y lucimos más femeninas. Son objeto de envidia entre las mujeres y de lujuria para los hombres.

Algunas heredamos el interés gracias a nuestras madres. Yo por ejemplo, crecí viendo la afición de mi mamá y anhelaba poder imitarla para lucir como ella, quien de sobra la conoce, no me dejará mentir al decir que, es una de las personas más distinguidas, elegantes y fashion; raramente la verás que se baje de sus tacones. Probándome sus zapatillas y dando pasos torpes daba rienda suelta a mi fantasía de ser como ella.

No todo es miel sobre hojuelas, con los tacones ¡se sufre! Desde ampollas, lesiones y hasta caídas en las que suplicamos nos trague la tierra, pero hay que aprender de ello y, levantarnos con dignidad y estilo; ¡total! tropiezos siempre habrá en la vida.

Seguir leyendo

Anuncios